Uno de los elementos protagonistas de la decoración navideña son las luces. De hecho, hay pocas fechas en el calendario tan luminosas como la Navidad. ¿A quién no se le vienen a la mente las luces cuando piensa en la Navidad?

La iluminación tiene esa impresionante capacidad para cambiar por completo la apariencia de cualquier estancia e insuflarle un ambiente completamente mágico y hacerla más acogedora. Ese toque festivo y a la vez melancólico que tanto nos gusta durante estas fiestas. Un elemento que es universal, ya que podemos encontrarlo en muchos países de todo el mundo. Las calles de todo el mundo se decoran con miles de luces que crean el ambiente perfecto para hacer las compras navideñas. Pero también muchos rincones de nuestros hogares, haciendo que las comidas y cenas con nuestros familiares sean mucho más especiales.

Además, cabe destacar que la iluminación de Navidad ha mejorado mucho en los últimos años gracias a la iluminación LED, que consumen menos y permiten decoración es mucho más ligeras, imaginativas y sostenibles. Pero también podemos usar luces LED para la casa, como las que ofrecemos, y, de esta forma, ahorrar en nuestra factura de la luz. A continuación te damos algunas ideas para que este año puedas sorprender a tus invitados con una iluminación navideña realmente mágica sin que te cueste un ojo de la cara.

Iluminación LED en amarillo para crear ambientes acogedores

Las luces amarillas crean un ambiente muy confortable en el hogar, con un toque bucólico y romántico. Puedes crear una guirnalda para rodear cualquier rincón que prefieras y combinarla con otros elementos en tonos neutros. Puedes crear centros de mesa, dar protagonismo a algún lugar concreto, decorar las ventanas, el dormitorio, el pasillo o las puertas. Eso sí, intenta que no sea vean los cables para que dé la sensación de que están suspendidas en el aire, lo cual le dará aún más encanto a la decoración. Si no consigues que no se vea, siempre puede colocar encima algunos adornos como frutos del bosque, hojas, bolas, piñas o fotos.

Objetos originales

Si quieres crear objetos originales con luces LED, una excelente idea son los bodegones minimalistas que puedes poner en la chimenea, en la estantería, en la mesita auxiliar, en la cómoda o en el recibidor. Solamente necesitas algunos recipientes de cristal en los que incluir campanitas, bolas, piñas, ramas o cualquier otro elemento propio de estas fechas y meter las luces dentro. Si no tienes recipientes de cristal y no quieres gastar dinero, puedes coger cosas que tengas por casas, como tarros, botellas y cuencos de diferentes tamaños y colocarlos donde prefieras.

Decora las ventas con guirnaldas verticales de iluminación LED

Coloca guirnaldas de luz sobre las ventanas como si fueran cortinas. De esta forma, multiplicarás los reflejos durante el día y por la noche conseguirás crear un ambiente muy confortable en el interior, además de adornar tu casa de puertas para afuera. Si tus ventanas no son muy grandes, puedes optar por hacerlo en las patas de la mesa, en la barandilla de las escaleras o en las vigas del techo.

Da protagonismo a los rincones de tu hogar

La Navidad es una época ideal para dar protagonismo a aquellos rincones más oscuros y poco transitados de nuestra casa y llenarlos de luz y encanto. Olvídate de los elementos principales y céntrate en estos pequeños rincones. Puedes colocar luces LED decorando pequeños objetos en las estanterías, en banquetas, a los pies de las escaleras, etc.

Crea tus propios adornos navideños

Si no quieres invertir mucho dinero, puedes crear tus propios adornos con materiales que tengas por casa o que puedas conseguir con facilidad. Los cartones, listones de madera, rotuladores, purpurina y adhesivos son perfectos para crear cualquier adorno. Luego solamente tendrás que poner algunas luces para darles un toque más personal. Una actividad que encantará a los más pequeños de la casa.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *